Por José Mateos Mariscal | Agosto 24, 2020 - 9:49 am - Publicado en Opinión

Jose Mateos Mariscal. Cada vez más personas quieren aprender alemán en España también para desarrollarse profesionalmente en Alemania. Aprender la lengua de Goethe es un paso primordial para la integración.

José Mateos Mariscal

José Mateos Mariscal

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (10 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Lo que primero se plantea un Español que desea viajar a Alemania es cómo sortear el desafío que significa entender y hablar el idioma alemán. Una lengua cuyos sonidos, tan diferentes a los del español, puede causar desde sorpresa y rechazo, hasta una pasión que crece con el conocimiento y con el estudio. Para algunos oídos, la dulce lengua de Goethe. Para otros, un idioma duro y difícil de dominar.

Casi la mitad de los cinco millones que trabajan en Alemania en régimen de minijob cobró el pasado año por debajo del mínimo estipulado por ley, según un estudio del Instituto Económico y Social (WSI).

El estudio del WSI señala además que hubo “numerosas violaciones de los derechos de los trabajadores por parte de los empleadores” aunque resalta que la situación salarial de los trabajadores con un “minijob” mejoró “parcialmente”. Así, un año antes, en 2019 el porcentaje de personas que contaba con este tipo de trabajo y cobraba menos del salario mínimo ascendía a un 60 por ciento.

La precariedad a asfixian a las familias:

  • Muchos trabajadores están teniendo que recurrir a bancos de alimentos y son incapaces de hacer frente a los gastos de alquiler, ya que, al cobrar el 70% de su sueldo, no pueden cubrir los costes básicos que necesitan para vivir.

La crisis del coronavirus ha llevado a miles de empresas a aplicar a su plantilla un Expediente de Regulación Temporal de Empleo.  Los cálculos apuntan a que ya hay unos cinco millones y medio de trabajadores afectados por este tipo de expedientes respaldados por el Gobierno Alemán, para intentar mantener el empleo y que no se produzcan despidos masivos.

Salarios bajos y trabajadores pobres

Según la OIT (Organización Internacional del Trabajo) el 13% de los trabajadores Alemanes trabajan en régimen minijob viven por debajo del umbral de la pobreza, convirtiendo a Alemania en un país de la Unión Europea con más trabajadores pobres.

  • Nosotros vivíamos al día antes de la pandemia. Incluso yo he tenido que pedir dinero adelantado alguna de las empresas para las que trabajo si nos venía algún gasto de imprevisto .

Alquileres altos que se llevan gran parte del sueldo

En principio, ningún hogar debería dedicar más del 30% de la renta a pagar la vivienda, ya sea de alquiler o de compra. Según los expertos, ninguna familia debería pasar de este porcentaje ya que, si se tienen que enfrentar a algún problema (como lo que está ocurriendo a causa del coronavirus).

  • Pagamos por un segundo sin ascensor de 90 metros 700 euros al mes. A eso suma luz, agua, calefacción, comida… vivir al día es nuestra forma de vida y ahora lo notamos más que nunca porque no hay dinero ni posibilidad de ganar más es todo un desastre.

Bancos de comida y ayuda de familiares

Las colas de personas para conseguir una bolsa de comida llevan más de un mes viéndose en diferentes lugares de Alemania . Sin ir más lejos, el pasado lunes, se pudieron ver colas, de hasta siete horas en Wuppertal.

  • Yo tuve que pedir dinero alguna vez antes de la pandemia, pero nunca me había acercado a pedir comida. Ahora puede quede más remedio, tenemos dos niños que no pueden vivir a base de arroz.

Una situación que viene de lejos

Los malabares para sobrevivir no son nuevos. Muchas familias llevamos años haciendo equilibrios sobre una cuerda que podía romperse en cualquier momento.

La crisis en Alemania del metal precarizó el empleo y más de una década después, muchos trabajadores no se han recuperado. Concretamente, el año pasado, Alemania batió su récord de trabajadores en régimen de
Minijod.

Las nuevas cifras revelan que la gente de raíz inmigrante está sobrerepresentada en los trabajos mal pagos y tienen escasa representación en las profesiones que requieren formación académica. Son el 55% de los trabajadores del aseo y el 30% de los trabajadores de atención geriátrica, pero apenas el 11% del personal docente.


Este articulo fue publicado el 24 Agosto 24Europe/Madrid 2020 a las 9:49 am y esta archivado en Opinión. Puedes suscribirte a los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu propia web.

1 Comentario

  1. Agosto 24, 2020 @ 1:03 pm


    He vivido en Alemania, concretamente en Múnich (la ciudad con menos desempleo y mayores estándares de vida) y se veían casos, sobre todo de personas en la edad de jubilación con un minijob para así poder vivir dignamente. En otras regiones de Alemania, la situación es bastante grave.

    La para paradoja de la situación es que Alemania necesita mano de obra, pero claro está, cualificada. De hecho, Munich es uno de los cluster tecnológico en Europa donde más se está invirtiendo e innovando en automatización de procesos y tareas.

    Escrito por Dani

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios de nuevos usuarios son revisados por el moderador antes de publicarse.