Por Redacción | Septiembre 2, 2012 - 16:44 pm - Publicado en Gente nuestra

Javier Marqués. La pasada madrugada se cumplió un mes del fallecimiento de Antonio Reis Navares, Arenasil en lo literario…. y “Antonio” para todos los que tuvimos la inmensa fortuna de conocerle.

D.Antonio Reis

D.Antonio Reis

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (11 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Por algún extraño y muy desatinado motivo, supuse que escribir éstas líneas un mes después del fallecimiento de Antonio me resultaría más sencillo que hacerlo sumido en la inmediatez y con la respiración aún contenida. Ahora entiendo que despedir a un buen amigo, a una persona tan querida, es una empresa que dura toda una vida y que, en ningún paso ni trecho…. resulta ni ha de resultar necesariamente sencillo.

Y es que Antonio era enorme, ¡inmenso!… en lo artístico, lo literario y, desde luego, en el plano personal y humano.

Cuando conocí a Antonio me sorprendió ése gesto serio y elegante subrayado por su característica barba cana que, en aquellos estertores de mi adolescencia, imponía un respeto mayúsculo. El tiempo me enseñó que tras ésa primera imagen y apariencia… se escondía una persona tremendamente divertida, cercana, cariñosa y entregada, totalmente entregada a su gente.

A él le debo el último abrazo paternal que he recibido y recibiré en mi vida, muchos y valiosos consejos, un apoyo incondicional en cuantos proyectos he iniciado y, también lo confieso, hasta algún que otro – ¡merecidísimo!  – tirón de orejas allá por los tiempos mozos.

Ésa innegable  capacidad para llegar a todo y a todos en lo personal, también es extrapolable a su faceta literaria y artística. Antonio era capaz de trasmitir toda su ternura (”A mil kilómetros, Poemas de un soldado enamorado”) y de ésa misma pluma extraer versos tan rotundos y solemnes como su monumental “Vía Crucis” (auténtica obra maestra de nuestra  literatura). Y no, no es que Antonio Reis, Antonio, fuera un “hombre de contrastes”… más bien ha sido y fué una persona con un talento innato que le permitía recorrer todos y cada uno de los registros humanos, personales, literarios y artísticos con una soltura y una genialidad desbordantes. Algo que – sin duda - está en manos de muy, muy, muy pocos.

Entienda por lo tanto el lector el luto en el que ha sumido al mundo de las Artes, de las Letras, el Periodismo en general y éste medio en particular. Y es que Antonio no era sólo un colaborador absolutamente crucial; es y sigue siendo una de las joyas de nuestra modesta “corona” cuyos textos, escritos y aportaciones guardaremos siempre con celo, respeto y orgullo… poniéndolas también a disposición de nuestros lectores para que, jamás dejemos de disfrutar de sus obras, de su talento y de todo ése impagable trabajo que, junto a su esposa Olga, se ha hecho en pos de la Cultura de nuestra Tierra.

Me hubiera gustado finalizar éste pequeño y muy personal homenaje, con determinado poema (¡uf!) en el que Antonio, haciendo gala una vez más de su elegancia y entereza, nos dijo que las cosas iban a ponerse mal. Sinceramente…. y pese a contar con la aprobación de Olga, no me he atrevido, no he sido capaz. Quizás algún día lo sea… pero hoy no. Todavía estoy aprendiendo a decirle adiós y, les aseguro, que no se me da nada bien.

Así que, sólo me queda mandarle todo nuestro apoyo a Yago, a Gadea… y un abrazo enorme a Olga (otro de los miembros indispensables de mi particular “Consejo de Sabios”). Y bueno, a Antonio…. sólo decirle que allá donde esté, no deje de trenzar versos, de irradiarnos ilusiones y de mandar alguno de sus destellos de genialidad a todos aquellos que seguimos precisando de su cariño, de su sabiduría, de sus consejos…. Estés donde estés, que siempre sea cerquita.


Este articulo fue publicado el 2 Septiembre 02Europe/Madrid 2012 a las 4:44 pm y esta archivado en Gente nuestra. Puedes suscribirte a los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu propia web.

1 Comentario

  1. Septiembre 2, 2012 @ 5:09 pm


    Gracias pues mientras uno le recuerde seguirá vivo

    Escrito por olga

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios de nuevos usuarios son revisados por el moderador antes de publicarse.