Por Redacción | Septiembre 10, 2013 - 8:45 am - Publicado en Gente nuestra

Antonio Adeliño Velez. Quizás, algunos de los que asistieron el año pasado, a la celebración de la patrona de la Guardia Civil en Aranda de Duero; se sorprendieran de la presencia de dos sargentos del Ejército de Tierra en estos actos.

Y más aún, cuando comprobaron que se trataba de dos señores conocidos en esta villa, donde trabajan habitualmente como empleados en empresas conocidas.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (13 votos, media: 4.69 de 5)
Loading ... Loading ...

Fotografía: J. Marqués | Reservistas en la Fiesta del Pilar

Fotografía: J. Marqués | Reservistas en la Fiesta del Pilar

Pero no hay lugar para la sorpresa, si explicamos que se trata de reservistas voluntarios. Una situación profesional, recogida en el organigrama de las Fuerzas Armadas y que engloba a quienes de forma voluntaria y temporalmente, aportan sus capacidades, habilidades y conocimientos en las actividades o misiones encomendadas a los Ejércitos.

…de ahí el mérito que tienen estas personas, pues dedican parte o todas sus vacaciones a la formación militar”.

Estas personas, hombres y mujeres entre los 18 y 58 años, después de superar un concurso oposición con sus pruebas físicas y los reconocimientos médicos de rigor; reciben una formación intensiva general de 15 días de duración, tras los cuales juran bandera si no lo hubieran hecho con anterioridad, y se comprometen por tres años prorrogables a servir en el destino que se les asigne, y al que tendrán que presentarse para completar otros 15 días de formación específica.

Completado el curso intensivo inicial de formación, deberán dedicar un tiempo determinado al año para su preparación militar continuada, en periodos de 7 a 15 días, si se trata de cursos de reciclaje o perfeccionamiento, o de un mes para los supuestos de cursos de formación militar básica, o específica. Todo ello sin perjuicio de su trabajo en la sociedad civil; de ahí el mérito que tienen estas personas, pues dedican parte o todas sus vacaciones a la formación militar para responder eficazmente en el caso de ser activados por su Unidad de destino.

En este último supuesto; se incorporarían a las Unidades, Centros u Organismos del Ministerio de Defensa por el tiempo que determinen las necesidades de las Fuerzas Armadas y la propia disponibilidad del activado, que al menos, será de un mes. En esta situación, el voluntario cobraría el sueldo correspondiente a su empleo y categoría militar; pasando a situación de excedencia en el puesto de trabajo que tuviera en la sociedad civil.

Sin duda se trata de un voluntariado exigente, pues no resulta fácil compatibilizar la vida laboral y familiar con el compromiso militar adquirido; por lo que, bien se merecen el reconocimiento social y el homenaje que supone vestir el uniforme de gala de su Unidad militar en actos castrenses propios, o en celebraciones de otros Cuerpos armados, como en el caso que se comentaba al inicio de estas líneas.


Este articulo fue publicado el 10 Septiembre 10Europe/Madrid 2013 a las 8:45 am y esta archivado en Gente nuestra. Puedes suscribirte a los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu propia web.

1 Comentario

  1. Septiembre 11, 2013 @ 8:54 am


    Fuerzas Armadas y Cuerpos de Seguridad del Estado son unas de las pocas, quizás las únicas, instituciones que siguen siendo un valor seguro para España y para todos los Españoles. Es todo un privilegio contar con vosotros, con vuestra labor diaria… y con vuestra absoluta dedicación.

    Escrito por Javi

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios de nuevos usuarios son revisados por el moderador antes de publicarse.