Por Antonio Adeliño Vélez | Octubre 31, 2018 - 9:08 am - Publicado en Es Noticia

Antonio Adeliño Vélez. Seguramente el lector ya estará habituado a escuchar la palabra inglesa halloween, y la identifique con un carnaval de disfraces terroríficos y una noche de faroles en forma de calabaza, que tiene lugar a finales de octubre; y sin embargo no le suene de nada otro término inglés: Holywins, que se refiere a la celebración de la vigilia de la solemnidad de Todos los Santos, el día 1 de noviembre. Si es así, vamos a conocer algo más de este tema.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (11 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Halloween es un término inglés, resultante de la contracción de tres palabras: “All hollow’s eve”, que significa víspera de todos los santos, por lo que evidentemente su origen es cristiano, aunque se haya convertido en una fiesta de disfraces donde los niños, portando calabazas iluminadas a modo de farol, vayan por las casas el día 31 de octubre, gritando: Truco o trato “trick o treat” (obsequio o gamberrada).

Hasta aquí y salvo que los atuendos sean irreverentes o impúdicos, nada tiene de particular esta fiesta de disfraces donde se pueden ver brujas maléficas, seres horrendos, muertos vivientes, fantasmas encadenados y esqueletos con guadañas; pero su origen se encuentra en un antiguo festival irlandés, celebrado el 31 de octubre para festejar el fin de las cosechas y el comienzo del nuevo año en la religión celta.

Y ese día, los druidas adoraban al señor de la muerte, ofreciendo sacrificios de todo tipo de animales y de seres humanos. También ese día, los espíritus de los muertos regresaban a sus antiguos hogares, y si no se les preparaba un festín en la puerta, entraban y causaban terribles efectos en sus moradores. Esto ya no es una broma inocente o de mal gusto, y menos aún cuando en la actualidad, los adoradores del demonio, inician ese día su calendario satánico con un ritual parecido al de los antiguos druidas, incluidos los sacrificios sangrientos de animales y personas.

Con ese origen, aquellos antecedentes y los actuales precedentes; es normal que la Iglesia Católica no apruebe estas celebraciones, pues se basan en supersticiones sobre los muertos y en viejas creencias de personajes de fantasía, como el muerto errante Jack O’Lantern, condenado a vagar por toda la eternidad con un farol, al no poder entrar en el cielo por malo, ni en el infierno por engañar al diablo. Y que para frenar la introducción de esta costumbre anglosajona y evitar su influencia en las conciencias cristianas, recomiende que se reoriente esa fiesta para celebrar la victoria de la vida sobre la muerte y el triunfo de los santos, en un festival que se ha dado en llamar: Holywins (La santidad vence o los santos ganan).

Holywins nació en París en el año 2002 y llegó a España en el 2008 a través de la Diócesis de Alcalá de Henares. Desde entonces se ha ido extendiendo por distintas Diócesis, de manera que cada parroquia, o varias juntas si en la población hay más de una, organiza una tarde de fiesta para todos, pero dirigida especialmente a los niños y jóvenes que acuden a las catequesis de primera comunión y confirmación, donde los participantes se disfrazan de santos, se cantan canciones, se juega y se merienda; pero no falta un momento de reflexión sobre el sentido cristiano de la vida y de la muerte.

La nueva fiesta gustará más o menos, según la sensibilidad religiosa del lector, pero algo hay que hacer para que ciertas costumbres extrañas no desvirtúen el sentido cristiano del día de Todos los Santos, y se termine convirtiendo en un carnaval irreverente, o peor aún, en la celebración de rituales exotéricos dañinos.


Este articulo fue publicado el 31 Octubre 31Europe/Madrid 2018 a las 9:08 am y esta archivado en Es Noticia. Puedes suscribirte a los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu propia web.

2 Comentarios

  1. Octubre 31, 2018 @ 9:31 am


    Santos Inocentes

    Escrito por Pedro Félix
  2. Octubre 31, 2018 @ 10:20 am


    Sin quitar hierro al drama del aborto, es más sangrante el sacrificio de criaturas (si están bautizadas mejor) en rituales satánicos. Ayer 30 de octubre por la noche o madrugada de hoy, los adoradores del demonio celebraban el nacimiento de Satanás (el ángel rebelde, principe del mal) con un sacrificio humano. Todos los grandes Gurús (o como se llamen) mataron un niño. ¿Cuantos niños murieron ayer? Nadie lo sabe, pero solo en México en la última década, han sido secuestrados más de 40.000 (cuarenta mil) niños, con fines de explotación sexual, táfico de órganos y rituales satánicos. Satanás está contento, lo suyo es el mal y cada vez tien más seguidores y Halloween es un banderín de enganche. Estoy de acuerdo en que esta carnavalada no es inocente.

    Escrito por Fermín

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios de nuevos usuarios son revisados por el moderador antes de publicarse.