Por Antonio Adeliño Vélez | Noviembre 9, 2022 - 1:44 am - Publicado en Es Noticia

Antonio Adeliño Vélez. El pasado jueves, 3 de noviembre, a las 19:00 horas, en el local de la Asociación de Vecinos del barrio de Santa Catalina de Aranda de Duero, se celebró una reunión informativa a la que acudieron más de setenta personas de este populoso barrio.

A falta de publicarse las bases de ejecución y financiación de Área de Regeneración Urbana (ARU) del barrio de Santa Catalina, y de conocer las condiciones que en ellas se determinen, y en vista de las actuaciones realizadas en otras promociones de rehabilitación realizadas, la empresa Acciona presentó su propuesta de ejecución a los vecinos interesados en adherirse a este ambicioso proyecto.

Avda Burgos en el Barrio de Santa Catalina

Barrio de Santa Catalina

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (12 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

La actuación va orientada a realizar obras encaminadas a mejorar la eficacia energética y las condiciones de accesibilidad de los edificios comprendidos en el ARU, así como su financiación. Para ello, y aparte de las obras que determinen los ingenieros en cada caso, proponen la instalación de un sistema de calefacción y refrigeración más eficiente y económico, basado en la aerotermia, qué acompañado de las obras de aislamiento en fachadas, cubiertas, y cambio de ventanas, reducirá significativamente el consumo de energía y se producirá un cuantitativo ahorro económico.

Actuaciones:

  • Se hará un estudio individualizado de cada portal y vivienda, que solicite su adhesión al proyecto.
  • Se actuará en el envolvimiento del edificio: Fachadas, cubiertas y ventanas, y se instalará un sistema nuevo de calefacción, refrigeración y agua caliente.
  • Se realizarán obras de mejora en accesibilidad, instalando ascensores, rampas o salva escaleras; según corresponda.

Compromisos:

  • La Comunidad de Propietarios, contratará con Acciona, el suministro de energía y el mantenimiento y gestión de la instalación.
  • Acciona financia la obra e instala los equipos por su cuenta. Los propietarios no desembolsan ningún dinero. El costo se detraerá de la subvención asignada a cada propietario y del ahorro en consumo de energía. Ejemplo: Si antes de la obra un vecino, pagaba una media de 200 euros por el recibo de gas y luz, y ahora se ahorra 100 euros, el consumidor seguirá pagando 200 euros, de los que 100 se destinarán a liquidar la deuda generada por la obra. Si los propietarios disponen de dinero ahorrado, pueden cancelar la deuda cuando les convenga.

Para mejor compresión de los proyectos, se presenta un caso genérico: Por vivienda se asigna una subvención máxima de 21.000 euros, que no hay que devolver. Esa cantidad es el 80% del proyecto. Quedaría por pagar el 20% que son 4.200 euros por vivienda. Como se puede ver, es un negocio ventajoso pues si no hubiera esta ayuda, cada propietario debería pagar 25.200 euros. Además, y esto es importante, esta subvención no computa como ingreso en el IRPF. No obstante, si aprovechando las obras, se realizan otras actuaciones, o se superara la cantidad subvencionable, los gastos correrían por parte de la Comunidad de Propietarios, que lo repercutiría a cada vecino.

Como se puede apreciar, la obra la contrata la Comunidad de Propietarios. Si no estuviera constituida, la empresa gestiona su creación. Para adherirse al proyecto solo se necita la mitad más uno, de los propietarios comuneros, aunque es mejor que todos estén conformes para evitar juicios posteriores por impagos de gastos comunes. También podría establecerse un coeficiente de participación en gastos, si algún vecino no incorporara alguna mejora en su vivienda. (Si ya tiene ventanas térmicas apropiadas, no tiene por qué pagar otras).

Para que la empresa asuma la financiación del proyecto de rehabilitación del barrio, es necesario que se adhieran, al menos, el 51% de las 115 Comunidades de Propietarios contempladas en el ARU. Con solo cuatro edificios, no hay rentabilidad en una inversión que asume su total financiación, y tendría que hacerse de otra manera.

El sistema de calefacción y refrigeración por aerotermia, es compatible con el de calderas individuales. Puede instalarse independientemente y servir de complemento, o conectarse a los radiadores y red de agua caliente existentes. Si la caldera es comunitaria, se sustituye la vieja por otra nueva de aerotermia.

A esta regeneración de las 926 viviendas comprendidas en ARU del barrio de Santa Catalina, debemos añadir la mejora de los espacios públicos colindantes, como aceras, plazas, jardines o viales, que realizará el Ayuntamiento con la concesión de una subvención contemplada en el ARU, que será de un 15% de los presupuestos solicitados y aprobados. No de los 20 millones de euros proyectados, que ojalá se solicitaran, aprobaran, y ejecutaran todos; porque esta oportunidad no se presentará más veces en nuestra corta vida, ya que hay muchas ciudades con barrios que necesitan ayudas de rehabilitación, y no se lo van a ofrecer a Aranda de Duero por segunda vez.


Este articulo fue publicado el 9 Noviembre 09Europe/Madrid 2022 a las 1:44 am y esta archivado en Es Noticia. Puedes suscribirte a los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu propia web.

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios de nuevos usuarios son revisados por el moderador antes de publicarse.