Por Antonio Adeliño Vélez | Noviembre 20, 2011 - 6:04 am - Publicado en Cultura

Fotografía: Merche Abad

Fotografía: Merche Abad

Antonio Adeliño Vélez . Todos los domingos después de la misa de las diez y hasta las doce, se puede visitar el museo de la ermita de la Virgen de las Viñas que se halla instalado en un salón de la planta superior del patio porticado anexo al templo mariano.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (11 votos, media: 4.64 de 5)
Loading ... Loading ...

Este espacio que se ha habilitado como sala de exposiciones, permite contemplar un material que se hallaba guardado en armarios y cajoneras, o almacenado en lugares no accesibles al público.

Principalmente se trata de objetos usados para el culto y la liturgia; aunque también hay otras piezas procedentes de donaciones particulares, a las que debemos añadir diversas cosas curiosas relacionadas con la ermita, la Virgen o su cofradía.

Dentro de la primera temática expositiva, podemos observar cálices, copones, patenas, y custodias (ver imagen a la derecha del texto) para la adoración eucarística. Son obras de orfebrería de cierta calidad y discreta valoración artística.

En este apartado encuadraríamos también los misales, las sacras, los libritos de novenas, la partitura original del himno de la Virgen, la cruz procesional, los ciriales, faroles, candelabros, estandartes, y uno de los trajes con que se viste la imagen de la Virgen de las Viñas.

Referente a las donaciones de particulares, se destacan por su singularidad, el sable del comandante Requejo (ver imagen inferior derecha), el fajín del general José de Rozas, la vara de autoridad del fiscal de aduanas señor de la Higuera, y varias condecoraciones militares.

Muestra viva de nuestra Historia.

En el capítulo de objetos curiosos quedarían encasillados las diversas medallas con la efigie de la Virgen, los libros que recogen la historia de la imagen, ermita y cofradía, los sellos y matasellos conmemorativos del setenta y cinco aniversario de la cofradía, cuadros de temática religiosa, un trofeo, y algún exvoto.

Mención aparte merecen la maqueta de la ermita en la que se reproduce el edificio a escala, pues nos permite explicar la evolución del recinto a través del tiempo.

5.000 Cofrades.

Y una pequeña talla de la Virgen amamantando (galactotrofusa) que se expone en el centro del salón, pues nos da pie a recrear la historia de la aparición de la imagen en el monte Costaján, aunque se trate de una talla muy posterior a aquella época.

En resumen, se trata de una muestra nada pretenciosa y muy interesante de visitar por el público general y sobre todo por los casi cinco mil cofrades arandinos, ya que en ella se recoge la devoción a Nuestra Señora la Virgen de las Viñas, resumida en unas piezas adquiridas o donadas por quienes han querido dar testimonio de su amor hacia la madre de Dios.


Este articulo fue publicado el 20 Noviembre 20Europe/Madrid 2011 a las 6:04 am y esta archivado en Cultura. Puedes suscribirte a los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu propia web.

1 Comentario

  1. Noviembre 25, 2011 @ 6:38 pm


    Siempre resulta positivo que tesoros artísticos como estos no queden en el olvido acumulando polvo en armarios o baúles y que todos nosotros tengamos la oportunidad de apreciarlos.

    Escrito por Villatuelda.com

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios de nuevos usuarios son revisados por el moderador antes de publicarse.