Por Redacción | Diciembre 8, 2021 - 1:14 am - Publicado en Es Noticia

D. Antonio Adeliño Vélez

D. Antonio Adeliño Vélez

Redacción. A pocos días de cumplirse el año del relevo en la presidencia de la Asociación de Vecinos de Santa Catalina de Aranda de Duero, repasamos con su presidente Antonio Adeliño Vélez, los asuntos más sensibles que preocupan a los vecinos de este populoso barrio arandino, donde residen más de 7.000 vecinos. Algo más de un quinto de la población total del municipio.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (15 votos, media: 4.73 de 5)
Loading ... Loading ...

ArandaHoy. En el mes de abril tuviste una reunión con el Inspector Jefe de la Comisaría de la Policía Nacional de Aranda, para tratar los temas de Seguridad Ciudadana que afectan al barrio, y últimamente has tenido una entrevista para hacer un seguimiento de los puntos estudiados entonces y alguno de reciente actualidad. Empecemos por el más candente. ¿Qué te manifiestan los vecinos ante el fenómeno de la ocupación de Viviendas?

Antonio Adeliño. Preocupación e inquietud. Solo conocemos un caso de vivienda ocupada en el barrio, y concretamente en la C/ Hontanar, pero los vecinos temen que pueda producirse un efecto llamada de nuevos ocupantes hacia otras viviendas. En este asunto es muy importante, la llamada inmediata a la Policía para que puedan desalojar a los intrusos. Si pasan 48 horas, las cosas se complican extraordinariamente, y este ha sido el caso de la vivienda asaltada en la C/ Hontanar. Los propietarios se enfrentan ahora a un largo y farragoso proceso judicial para recuperar su propiedad.

AH. El siguiente punto tratado, es la venta de drogas y estupefacientes. ¿Está controlado este problema de salud y adición?

Antonio A. Me temo que no. Se puede decir que está localizado en ciertos establecimientos de la C/ Pizarro y en algún bar de las inmediaciones, pero es muy difícil aportar pruebas de la venta de estos productos ilícitos. Los malos, son muy buenos en escapismo. No obstante se consiguió cerrar el Bar Coyote y me consta que se está trabajando en erradicar esta lacra, que no afecta sólo a nuestro barrio. Es muy fácil comprar droga en Aranda, y eso va en detrimento de la salud y la economía de los adictos y la de sus familias.

AH. Relacionado con el tema anterior, se encuentra el consumo de alcohol y drogas en la vía pública, en parques y espacios de recreo. ¿Qué sitios hay en el barrio donde se consumen drogas y se hacen botellones?

Antonio A. Se hacen botellones y se fuma hierba (hachís) en el parque de La Isla, en el de La Huerta, en Las Eras de Cantaburros y en la pradera de la Ermita de San Pedro; pero la meteorología de nuestra región ayuda a mitigar el problema de los espacios públicos en invierno, y se traslada el problema a los bares de copas y de ocio nocturno. Sabemos que está prohibido consumir drogas y alcohol en la calle, pero cada vez hay más menores enganchados a este consumo, y ajenos al destrozo que generan estas sustancias en el cerebro.

AH. Ligado a estos consumos, aparecen las reyertas y peleas callejeras durante la noche, que también se detectan como un problema en el barrio. ¿El problema es general o puntual?

Antonio A. Dice un amigo: que lo que hace el vino, no lo hacen las patatas. Y los excesos llevan a perder los papeles, y del empujón se pasa al puñetazo, y a la trifulca correspondiente. El problema se agrava cuando además de los ruidos y las molestias a los vecinos, aparecen las navajas; y las heridas de arma blanca son mucho más serias que el moratón del ojo. Me consta que la Policía acude con celeridad a sofocar estos episodios que suceden a las salidas de los bares y a altas horas de la noche, y que su presencia disuade a los alborotadores. Mi impresión es que ahora el problema es puntual y se localiza a la salida de los locales de copas de la C/ Hospicio, pero que se generalizará con el comportamiento que muestran los extranjeros, que acostumbrados a recibir garrotazos de la policía de su país, agreden sin miramientos a nuestros agentes y no respetan la ley ni el orden.

AH. ¿Entonces es un problema de extranjeros?

Antonio A. Diría que sí, aunque no en exclusiva, porque en España también hay violentos radicales. Se trata de una minoría poco cívica que se hace notar mucho, pero con el resto de foráneos tenemos por lo general buena convivencia. Aunque es fácil entender, que a las tres de la mañana, no se encuentra por la calle, lo mejor de cada casa; sino todo lo contrario.

AH. En la nota de prensa que enviasteis a los Medios de Comunicación, sobre los temas tratados en la primera reunión, se decía que los toques de queda habían acabado con los actos vandálicos. ¿Cómo está el tema ahora?

Antonio A. Parece ser, que hemos vuelto a las andadas. Es cierto que la quema de contenedores, los destrozos en vehículos y la rotura en mobiliario urbano, casi ha desaparecido porque se detuvo al principal causante; pero las pintadas en las fachadas han aumentado considerablemente, y tenemos que sumar un fenómeno nuevo, que es el robo de catalizadores de vehículos aparcados en la vía pública. No hace falta decretar toques de queda para que nos quedemos en casa por la noche. La solución está en identificar y detener a los autores para que paguen los daños; ellos o sus padres si fueran menores. En el asunto de las fachadas, debemos saber que hay un servicio municipal que se encarga de borrar las pintadas. Dicen que funciona muy bien, pero la Asociación ha solicitado que se eliminen las pintadas de las paredes de los parques públicos y no se ha hecho nada.

AH. No pareces muy contento con la actuación del Ayuntamiento….

Antonio A. Por lo general el Ayuntamiento atiende las solicitudes que presentamos. Este año llevamos presentados 95 escritos, de los que 62 se han resuelto satisfactoriamente. Solicitamos arreglar huecos de baldosas en las aceras, sustitución de papeleras rotas, arreglo y pintado de bancos deteriorados, recogida de hojas en parques y jardines, anclado de tapas de arquetas o rejillas de sumideros, reparación de mecanismo de apertura de tapas de contenedores, cambios de grifos deteriorados en las fuentes públicas, arreglar fugas de agua de la red pública, etc. etc. pequeñas intervenciones que no tardan en realizarse. No obstante hay otras que no hay forma de que se intervenga; sobre todo si el asunto compete a dos Concejalías o hay por medio particulares. Sirva como ejemplo los vados vehiculares, que corresponde arreglar al usuario del vado. Pues no hay forma que se arreglen las múltiples baldosas sueltas que hay en las aceras con vados, que ocasionan tropiezos y caídas de los peatones. Más de un año, llevamos tras del arreglo del vado del Supermercado La Plaza de DIA, en la Av. de Burgos; y uno por otro, las baldosas siguen bailando con harto enfado de los vecinos.

AH. Parece que también hay muchas quejas ciudadanas por la alteración del descanso nocturno. ¿Es grave el problema?

Antonio A. Es muy grave para quien lo sufre de continuo, porque acaba atacado de los nervios. Últimamente con el tema de la pandemia y el cierre de los lugares de ocio, han proliferado las fiestas en viviendas particulares, y esto conlleva ruidos y jaleos en los horarios de descanso. Desde las diez de la noche a las seis de la mañana, se debe respetar el descanso de niños y mayores. Tampoco ayuda en el cumplimiento de esta Ordenanza, el hacinamiento de residentes en las viviendas. Cuando el piso soporta más personal del que caben, surgen los problemas dentro de la casa y con los vecinos. Y si encima se ha bebido más de la cuenta, se confunden las habitaciones, las camas, y la compañía; y ya puedes imaginar como acaba el tema. A puñetazos.

AH. Nos han llegado rumores de casos de prostitución en el barrio. ¿Hay algo cierto, o solo son rumores?

Antonio A. Algo hay pero no sé qué dimensiones tiene. Debemos tener en cuenta que no hay nada ilícito en acostarse cobrando un precio, si se hace voluntariamente, y siempre que no se moleste a los vecinos; que en estos casos también se molesta, porque los clientes se equivocan de timbre, el negocio tiene lugar en horas de descanso, y siempre hay voces y tránsito contante de extraños por las escaleras. Pero el asunto adquiere otras dimensiones cuando hay un proxeneta por medio, y por ahí van los rumores. No sabemos si intervine un “chulo” en el negocio. Si hubiera explotación sexual, hay que actuar y erradicar el problema. Es una forma de esclavitud que en ciertas culturas no está mal vista, pero que no se debe consentir.

AH. Últimamente habéis creado un pequeño revuelo con la solicitud de ayuda al Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil, para eliminar las escombreras que rodean el barrio. ¿Crees que se solucionará el problema?

Antonio A. Yo creo que sí. Las actas denuncias levantadas por el SEPRONA, siguen su trámite y esperemos que se retiren los montones de escombros que dan mala imagen del barrio. De todas formas, esta actuación ya ha tenido efectos positivos. En el barrio ya se ha retirado una, y sé que también en otros barrios de Aranda se han limpiado los escombros de distintos solares. La gente sabe que cuando interviene la Guardia Civil, no hay que andarse con bromas; y conviene no dar lugar a que se formule la denuncia, porque las multas por incumplir la normativa de tratamientos de residuos, son muy cuantiosas.

AH. Con lo que nos has contado, no nos queda buena imagen del barrio, pero seguro que hay cosas buenas. ¿No es así?

Antonio A. Por supuesto que sí. Estos son casos aislados muy ruidosos y en ocasiones escandalosos, pero no dejan de ser pocos aunque ocultan la normalidad que habitualmente se vive en Santa Catalina. Aquí tenemos unos espacios naturales preciosos junto al río Arandilla. Tres parques de juego infantil. Dos parques de gimnasia para mayores. Varias canchas deportivas para el ocio sano de los jóvenes en el parque Príncipe de Asturias. Un pabellón polideportivo para entrenamientos y prácticas deportivas. Un Centro Cívico para realizar múltiples actividades saludables y culturales. Un Centro de Mayores donde los ancianos comparten aficiones. La Iglesia con la Cofradía y los otros grupos de pastoral, donde se hace una labor inestimable con inmigrantes, niños y mayores. Dos colegios de Educación Primaria donde conviven alumnos de distintas etnias, culturas, y nacionalidades. Dos Centros de Enseñanza Media, de prestigio reconocido en los ámbitos educativos y laborales. Una Asociación de Comerciante, dispuesta a dinamizar el comercio en el barrio. Y esta Asociación de Vecinos, que lleva cincuenta años peleando por mejorar la calidad de vida de sus vecinos. Pero esto no es noticia. ¡Qué se le va hacer!


Este articulo fue publicado el 8 Diciembre 08Europe/Madrid 2021 a las 1:14 am y esta archivado en Es Noticia. Puedes suscribirte a los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu propia web.

2 Comentarios

  1. Diciembre 8, 2021 @ 11:00 am


    El otro día el humorista de esta revista decía en su viñeta, que la Alcaldesa os iba a quitar la subvención a los de Santa Catalina para pagar la multa de las escombreras, y hoy también haceis méritos. Al final os echan del local, que es municipal y tenéis que trasladar la sade bajo el puente Conchuela. Jijiji…

    Escrito por Fermín
  2. Diciembre 9, 2021 @ 5:51 pm


    Yo creo que lo que ocurre en Santa Catalina no es nada alarmante, parece una situación bastante normal y similar a otras zonas del territorio. Afortunadamente todo parece estar bajo control y tarde o temprano algunos temas se irán solventando. Lo que más debiera preocupar es el incremento de consumo de drogas entre la juventud arandina.

    Escrito por Manuel

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios de nuevos usuarios son revisados por el moderador antes de publicarse.