Por Redacción | Diciembre 23, 2010 - 8:56 am - Publicado en ► Sabores ◄

Chef Crisalida L De Leteo. La llegada de los españoles modificó por completo la dieta y forma de vida de los aborígenes.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (7 votos, media: 4.86 de 5)
Loading ... Loading ...

Primero, los españoles comían en un día lo que una familia de nuestros antepasados comía en una semana y, segundo, los alimentos que eran traídos muy esporádicamente del Viejo Continente, como el trigo, el vino, el aceite de oliva y otros, como base de la alimentación europea, no eran para los nativos y tampoco les servían pues no estaban acostumbrados a su consumo.

Fue así como los alimentos autóctonos comenzaron a desaparecer tanto para los residentes, como hasta para los colonizadores, llegando al punto que no había comida para nadie. Sumado a esto, la explotación a la que eran sometidos, los trabajos extenuantes y la poca comida si es que les tocaba algo, fueron exterminándose rápidamente. Además según relatos de época ante esta situación, si sobrevivían muchas veces terminaban suicidándose comiendo tierra o ahorcándose.

A partir de la colonización, la escasez de alimentos y la falta de mano de obra para trabajar la tierra, como pretendía el español, se hizo necesaria la introducción de nuevos productos que se traían desde otras tierras conquistadas o de Europa.

Lo único que sobrevivió de nuestros aborígenes hasta el día de hoy, es el Casabe o Casabi, una especie de galleta o pan obtenido a partir de la yuca y un guiso llamado Ajiaco, el que cuando conocieron les resultó tan familiar por su parecido a la Olla podrida, que no sólo lo adoptaron, sino que además lo modificaron dejando de ser al uso nosotros, para pasar a ser al uso de ellos, a tal extremo que de lo que fue a lo que es, no hay ni la más remota coincidencia, que no sea el nombre. Continuará…

Guiso de Ajiaco
Ingredientes
2 kilos de pechugas de pollo
1/2 kilo de papa sabanera
1/2 kilo de papa pastusa (r-12)
1 kilo de papa criolla
4 mazorcas
sal al gusto
un manojo de guascas (especias para sazonar)
Alcaparras en vinagre
crema de leche o nata

Preparación
Se cortan las mazorcas en trozos grandes y se ponen en un cazo a fuego alto con dos litros de agua aproximadamente.se pelan las papas sabaneras se cortan en cubos y se ponen a cocer junto con las mazorcas. Pelar las papas pastuosas o r-12 y se cortan en tiras gruesas y se ponen en en cazo con todo lo anterior. Se le retira la piel a las pechugas de pollo y se ponen a cocer con la mezcla anterior. Lavar muy bien las papas criollas y se parten en dos poniendolas a cocer con todo lo demas. Cuando el pollo este cocido se retira del cazo y se desmenuza en trozos medianos. Bajar la temperatura a fuego medio dejando que el contenido del cazo se espese y se le agrega nuevamente el pollo, la sal al gusto y las guascas en manojos grandes que se retiran antes de servir en la mesa. Se rectifica el sabor se retira del fuego y se sirve inmediatamente acompañado de las alcaparras y la crema de leche.


Este articulo fue publicado el 23 Diciembre 23Europe/Madrid 2010 a las 8:56 am y esta archivado en ► Sabores ◄. Puedes suscribirte a los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu propia web.

1 Comentario

  1. Diciembre 23, 2010 @ 2:05 pm


    me encanta que hablen del ese legado aborigen el casabe soy un amante al casabe de echo soy un fabricante de los mas grande del mundo , paralante cuba con su casabe ,

    Escrito por Nicolas Almonte Perez

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios de nuevos usuarios son revisados por el moderador antes de publicarse.