Por Antonio Adeliño Vélez | Mayo 22, 2017 - 8:00 am - Publicado en Cultura

Ermita de La Aynosa (Cilleruelo de Abajo)

Ermita de La Aynosa (Cilleruelo de Abajo)

Antonio Adeliño Vélez. Existe una coplilla que se recita con frecuencia en los pueblos del valle del río Esgueva, seguramente adaptada del cancionero popular castellano, que se refiere a una semana de fiestas y romerías que dice así: Lunes a La Blanca / Martes a Monzón / Miércoles La Aynosa / Jueves la Ascensión / Viernes de Dolores / Sábado llovió / Y esta semanita / No trabajo yo.

La letra nos recuerda aquellos tiempos en que en el mundo rural, se trabajaba de sol a sol y sólo se descansaba el domingo, por lo que suponía un alivio que a mitad de semana se celebrara una fiesta para acortar los días laborables y aliviar la pesadumbre de las semanas camperas.

Ventana románica de la ermita de La Blanca (Pinillos de Esgueva)

Ventana románica de la ermita de La Blanca (Pinillos de Esgueva)

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (14 votos, media: 4.93 de 5)
Loading ... Loading ...

Seguramente no gustaba a todos estos descansos intermedios, y de ahí que aparecieran estos chascarrillos con un fundamento histórico que voy a relatar para rescatar del olvido, costumbres ancestrales que han perdurado al derrumbe y desaparición de las poblaciones donde surgieron.

La Blanca es una Virgen románica con ermita en Pinillos de Esgueva y su romería se celebra actualmente el sábado anterior a la Ascensión (antiguamente era el lunes anterior a la Ascensión). La imagen se guarda en la iglesia parroquial, porque la ermita se halla a cuatro kilómetros del pueblo dirección norte en un descampado con abundante agua, donde a comienzos del segundo milenio se levantó un poblado del que solo se conservan restos de su iglesia. El templo se ha convertido en ermita y los elementos románicos que incorpora nos hablan de su longevidad, como podemos apreciar en la ventana sur del ábside. Cuenta la tradición que durante muchos años, vivió un ermitaño que se sustentaba con el aceite que manaba de la fuente milagrosa que brota al pie de unos peñascos.

Monzón es una aldea próxima a Gumiel de Mercado y en el siglo XVI figura como anejo de dicho municipio. La ermita de Monzón es una construcción del siglo XV con portada gótica flamígera y arcada conopial que remata en una peana flameante, y durante siglos fue la iglesia parroquial de la desaparecida población homónima. Se halla a tres kilómetros de Gumiel de Mercado junto a la carretera que va a Gumiel de Hizán. Este lugar estuvo habitado hasta mediados del siglo pasado y los niños del Coto de Monzón, iban a la escuela de Quintana del Pidio. El santo titular de la ermita es San Juan y su fiesta se celebra el 24 de junio, con procesión por el entorno del paraje, durante la cual se baila delante del santo. En tiempos remotos y a tenor de la copla popular, su romería se celebraba el martes de la semana de la Ascensión.

Portada de la ermita de Monzón (Gumiel de Mercado)

Portada de la ermita de Monzón (Gumiel de Mercado)

La Aynosa limita y une a tres pueblos: Bahabón de Esgueva, Cilleruelo de Abajo y Santibáñez de Esgueva. Se encuentra en pleno páramo, junto a la carretera que va de Roa a la A-I (Granja Guímara). Su ermita dedicada a Nuestra Señora de Henosa es muy sencilla y de su esplendor pasado nos habla el arco de medio punto que separa el ábside de la nave. También aquí existió un pueblo cuyo origen se remonta al siglo IX y aparece documentado como aldea Fenosa con 400 hectáreas de terreno. Su romería se celebraba el miércoles anterior a la Ascensión y actualmente se celebra el sábado posterior, con recibimiento de peregrinos de los tres pueblos, procesión, danza y subasta de brazos y andas que llevarán a la Virgen. Comida popular, y por la tarde se entroniza a la Virgen, se canta la Salve y se despide a los romeros.

Para concluir debemos hacer referencia a las otras dos fiestas que se nombran en la copla y que caían entre semana. La Ascensión se celebraba a los cuarenta días del domingo de Pascua y coincide en jueves, pero en la actualidad se celebra el domingo siguiente a esta cuarentena. El Viernes de Dolores era y es el origen de la Semana de Pasión (viernes anterior al Domingo de Ramos), y aunque en la actualidad no es fiesta, es aprovechado por las cofradías penitenciales para pregonar la Semana Santa y sacar algunos pasos en procesión.


Este articulo fue publicado el 22 Mayo 22Europe/Madrid 2017 a las 8:00 am y esta archivado en Cultura. Puedes suscribirte a los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu propia web.

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios de nuevos usuarios son revisados por el moderador antes de publicarse.