Por Redacción | Marzo 26, 2019 - 8:23 am - Publicado en Cultura

Redacción. Hoy 26 de marzo, tendrá lugar el acto de nombramiento como Hijo Adoptivo de Néstor Sanmiguel en el Salón de Plenos del Ayuntamiento a las 12:30 horas.

Con motivo del acto de nombramiento, esta tarde a las 19:30 h, se inaugurará la exposición del artista, “Las Emociones Barrocas” (Del nacimiento de la Agricultura a el nombre de las cosas). Una serie de 73 piezas de la Colección del MUSAC, Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León que estará abierta al público desde el 27 de marzo hasta el 13 de abril en la Casa de Cultura.

Néstor Sanmiguel Diest Hijo Adoptivo de la villa de Aranda de Duero

Néstor Sanmiguel Diest Hijo Adoptivo de la villa de Aranda de Duero

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (10 votos, media: 4.9 de 5)
Loading ... Loading ...

Como complemento a esta emblemática serie, la muestra pone en valor un cuaderno anterior (1991-1993) de 92 dibujos, hasta ahora inédito, que anticipa soluciones formales y planteamientos conceptuales que se sustanciarían en Las emociones barrocas y al que ocasionalmente todavía recurre en la actualidad.

El artista concede a este trabajo exploratorio, realizado con bolígrafo y típex sobre las páginas de una libreta reutilizada con apuntes de fichas técnicas, la naturaleza de muestrario de su búsqueda plástica, en una dinámica de “estar haciendo” constante. Es precisamente a principios de la década de los noventa, finalizada su etapa en el colectivo A Ua Crag del que fue cofundador, cuando a contracorriente se afianza en la pintura centrándose en la investigación de geometrías orgánicas elementales que configuran un repertorio jeroglífico propio.

El conjunto de formas simbólicas, tramas y anotaciones que contiene el cuaderno evoca la iconografía de los códices medievales, en una mezcla de texto e imágenes que compone toda la superficie de las páginas. Ese deliberado esfuerzo caligráfico evolucionará más adelante en obras donde el autor ejercita de amanuense al copiar literalmente novelas o ensayos como hilo conductor de su gramática pictórica.

El recurso literario se convierte así en un estrato más en la superposición de capas de información que sedimentan sus lienzos.

Asimismo, el habitual empleo de patrones -resonancia de su pasada experiencia laboral en la industria textil- establece un juego paralelo de ocultación y revelación que permite inagotables descubrimientos en la observación, estimulando la posibilidad de renovadas lecturas. El código enigmático de su narración automática, de impulso surrealista, deja entrever referencias biográficas, pulsiones sexuales, preocupaciones políticas o reflexiones personales dentro de un caos organizado que, a través de celosías y trasparencias, seducen al espectador con un cierto efecto hipnótico.

Trabajador incansable, de imaginación desbordante y conversación inagotable, desde hace siete años degusta la repentina y progresiva repercusión de su pintura, con la cautela y perspectiva de quien previamente ha permanecido durante décadas en la periferia del éxito. Una prolongada espera que el artista ha ocupado sin distracciones superfluas, persistiendo en el hacer. Ese mantra de escribir a mano, todo su minucioso proceso creativo, dejan huella en su relato. Su método laborioso de ejecutar la práctica artística es, también, un mecanismo que sirve para estirar la dimensión del tiempo. Porque en definitiva, para Néstor, “solo existe el presente”.


Este articulo fue publicado el 26 Marzo 26Europe/Madrid 2019 a las 8:23 am y esta archivado en Cultura. Puedes suscribirte a los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu propia web.

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios de nuevos usuarios son revisados por el moderador antes de publicarse.