Por Antonio Adeliño Vélez | Junio 11, 2019 - 7:09 am - Publicado en Cultura

Palacio Episcopal. Primer Cuartel de la Guardia Civil en Aranda en 1845

Palacio Episcopal. Primer Cuartel de la Guardia Civil en Aranda en 1845

Antonio Adeliño Vélez. Este año la Guardia Civil celebra el 175 aniversario de su creación, que sucedió durante el reinado de Isabel II, teniendo como principal organizador al Mariscal de Campo (General de Brigada) Francisco Javier Girón y Ezpeleta, duque de Ahumada, que es considerado en el Instituto Armado como genuino fundador del Cuerpo, dado que dotó a esta Institución de normas de comportamiento cívicas y morales que podrían resumirse en que “el Guardia Civil debe dar ejemplo del orden, pues está encargado de mantenerlo”.

Así se refleja en la circular dirigida a los Coroneles de Tercio con fecha 16 de enero de 1845, donde indica las cualidades morales que deben reunir los miembros de la Guardia Civil. El 20 de diciembre del mismo año, se aprobará por Real Orden la Cartilla del Guardia Civil, y en sus primeros artículos quedan recogidos los principios de moralidad que deben observar todos los miembros del nuevo Cuerpo.

Logotipo del 175º aniversario de la fundación de la Guardia Civil 1844 / 2019

Logo 175º aniversario de la fundación de la Guardia Civil 1844 / 2019

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (17 votos, media: 4.88 de 5)
Loading ... Loading ...

El Decreto fundacional se firma el 13 de mayo de 1844. El Teniente General Ramón María Narváez, Jefe de Gobierno y Ministro de la Guerra, encarga al Mariscal de Campo, Francisco Javier Girón que ocupaba el cargo de Inspector General Militar, la organización de un cuerpo armado para salvaguardar la paz interior de la nación y para hacer cumplir las leyes emanadas del gobierno en todo el territorio del Estado; y que relevara de estas funciones al ejército y a los distintos cuerpos locales, provinciales y regionales, que por su dispersión y acentuado localismo se consideraban de dudosa eficacia. Se pretende pues, crear un organismo policial sólido de carácter nacional, para dotar a la administración estatal de un aparato de seguridad moderno, eficiente y eficaz.

La situación política de la época resultaba propicia. Nos encontramos en la llamada década moderada (1844-1854) con el Partido Moderado en el poder, que responde a una ideología conservadora y reformista con una concepción centralista del Estado. La economía atravesaba un periodo de relativa bonanza entre dos guerras carlistas (1ª: 1833-1840 y 2ª: 1846-1849). Tanto es así, que la Hacienda Pública establece un sueldo de 60 pesetas para los nuevos Guardias Civiles, cantidad que se hallaba por encima del pecunio de los funcionarios de igual categoría; aunque dicha paga, no aumentaría en los sesenta años posteriores, lo que indica la maltrecha situación económica de España en la segunda mitad del siglo XIX.

Convento San Francisco. Alojamiento provisional de la Guardia Civil en 1986

Convento San Francisco. Alojamiento provisional de la Guardia Civil en 1986

La Guardia Civil se establece en Aranda de Duero en el año 1845, al año siguiente de su creación, respondiendo a las prioridades de despliegue territorial, seguidas por su primer Director General, el Duque de Ahumada, que se inició el día 1 de septiembre de 1844, tras la instrucción del primer contingente de Guardias Civiles, y que trató de cubrir en primer lugar, las rutas de viajeros y correos, las cabeceras de partidos judiciales, y las líneas de expansión de ferrocarril y de telégrafos. Las tres circunstancias concurrían en nuestra Aranda decimonónica.

El primer edificio destinado a cuartel de la Guardia Civil fue el Palacio Episcopal de la capital ribereña, que se levantaba en un amplio solar al sur de la actual plaza de los Jardines de don Diego. Este inmueble propiedad del obispado de Osma (Soria) se incluyó entre los bienes desamortizados por Mendizábal en 1836 y fue declarado en estado de venta. Parece ser que nadie pujó para adquirirlo, pues en 1845 sigue en manos del Estado y se instalan allí, los primeros Guardias Civiles destinados en Aranda de Duero. Los miembros del Instituto Armado tuvieron que compartir espacio durante los años 1853 y 1856 con el batallón provincial del Ejército. Pero el obispado litigó por la legítima propiedad del inmueble y consiguió su devolución efectiva en 1896, por lo que los Guardias Civiles tuvieron que alojarse provisionalmente en el ala sur del convento de San Francisco, en la única parte habitable de un edificio que se hallaba en estado de ruinas. Este inmueble (también desamortizado) se encontraba al inicio de la actual avenida de El Ferial y su portada principal se abría al camino real de Burgos, antigua travesía de la N-I, y hoy calle San Francisco.

Hogar Tercera Edad. Casa Cuartel alquilada 1896 / 1960 (click ampliar)

Hogar Tercera Edad. Casa Cuartel alquilada 1896 / 1960 (click ampliar)

El estado de provisionalidad en el nuevo emplazamiento duró poco. El día 10 de julio de 1896, el alcalde de Aranda, Francisco López Serrano y el comandante jefe accidental de la Comandancia de Burgos, Nicolás Hernández Raymundo; firmaron el contrato de arrendamiento de un edificio para cuartel, situado en el número 9 de la calle General Catalán, hoy calle Cascajar. Se establece allí la Casa Cuartel, una modalidad peculiar del Cuerpo, implantada desde los orígenes y que compagina la doble misión a la que se destina el edificio: La de servir de alojamiento para los guardias y su familia, y contener las infraestructuras policiales. Contaba este inmueble con nueve viviendas familiares y otras dependencias abuhardilladas para solteros, donde se alojaban guardias de infantería y caballería, por lo que disponía de patio con abrevadero y dos cuadras para trece caballos. En el subsuelo existía una bodega que en la actualidad se conoce como de “las caballerizas” por estar debajo de las cuadras del cuartel. El edificio se localizaba en el solar que hoy ocupa el Hogar de la Tercera Edad “Arco Pajarito”. Este inmueble fue entregado el 27 de junio de 1960 a su propietario, Carmelo Esteban García, que percibía en concepto de alquiler 1.948,64 pesetas anuales.

El incremento de personal destinado en Aranda y la mayor proximidad a la carretera Nacional Madrid-Irún (N-I), motivó que en 1922 se alquilara otro edificio como Casa Cuartel situado en el ala sur de la plaza San Antonio (hoy edificio lagarto). Fue arrendado siendo alcalde de la Villa, Bonifacio Pascual Castilla. Su propietario, Galo Rojo Ayllón percibía de alquiler 2.000 pesetas anuales, que sufragaba el Ayuntamiento arandino. Disponía de diez viviendas para casados, constituidas por una cocina y una habitación. Contaba con una cuadra con capacidad para ocho caballos, que fue transformada en parte para oficinas. También se clausuró el 27 de junio de 1960.

Casa Cuartel Calle Santiago. Desde 1960 hasta nuestros días. (Click ampliar)

Casa Cuartel Calle Santiago. Desde 1960 hasta nuestros días. (Click ampliar)

Será el día 27 de junio de 1960, cuando la Guardia Civil se instale en su actual emplazamiento de la calle Santiago número 9. El edificio se levantó sobre un solar del Ayuntamiento, que además contribuyó a su edificación con un 10% del valor de la obra, unas 200.000 pesetas. El proyecto se incluyó en el plan de construcción de cuarteles de 1956, por la reiterada insistencia del alcalde arandino Pedro Sanz Abad, ante las deficiencias de habitabilidad e insalubridad que presentaban las viejas Casas Cuartel. Su construcción es cuadrada, de dos plantas y en la primera planta de su fachada principal, se ubican las dependencias policiales (recepción, oficinas, archivos, etc.). Contó en principio este inmueble con veinte viviendas, que fueron ampliadas a cuarenta al construirse en 1975, un nuevo bloque al lado de su fachada norte. Esta ampliación se realizó mediante una permuta de terrenos entre el Estado y el Ayuntamiento, efectuada el 16 de mayo de 1972 siendo alcalde, José Eugenio Romera Pascual. Las primeras viviendas fueron reformadas en el año 1986, y se las dotó de calefacción central, además de nuevas cocinas de gas que sustituyeron a las originales de leña y carbón.

Entre el Palacio de Justicia y la Casa Cuartel, en la calle Duque de Ahumada (por error en la placa figura Marqués de Ahumada), se levanta un nuevo edificio para el servicio del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Aranda de Duero. La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, se crea el 26 de agosto de de 1959 como Unidad especializada para realizar servicios de vigilancia en materia de tráfico, transporte y seguridad vial, y el 12 de agosto de 1960 comienza a prestar sus servicios el Destacamento de Tráfico de Aranda de Duero, instalándose en el Cuartel de la calle Santiago, 9. Los terrenos del nuevo edificio, fueron cedidos a la Dirección General de Tráfico por el Ayuntamiento en el año 2009 siendo alcalde, Luis Briones Martínez, para la construcción de garajes y oficinas destinadas al uso del Destacamento de Tráfico. Diversas vicisitudes en la construcción, incluida la quiebra de la empresa adjudicataria de la obra, retrasaron la entrega del inmueble hasta el 23 de septiembre de 2016 y su inauguración oficial hasta el 25 de mayo de 2017, siendo alcaldesa de Aranda, Raquel González Benito.

Nuevo edificio para el Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil 2016

Nuevo edificio para el Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil 2016. Entre los Juzgados y el Cuartel.

Hubo también en nuestra ciudad un cuartel de Carabineros, situado en la calle Burgo de Osma (hoy edificio de Hacienda). El Real Cuerpo de Carabineros de Costas y Fronteras, fue creado en 1829 y organizado por el Mariscal de Campo, José Ramón Rodil y Campillo para el auxilio de la Hacienda Pública, y se dedicaba a la vigilancia de fronteras en evitación del contrabando, y a la persecución del fraude fiscal en la Nación. El 15 de marzo de 1940, fue absorbido por la Guardia Civil y sus funciones pasaron a ser ejercidas por la Benemérita. En Aranda se prestaba servicio fiscal en la antigua estación de RENFE (Chelva) y en los fielatos (oficinas fiscales) situados en la entrada de la localidad.

Concluimos este recorrido histórico de la Guardia Civil en Aranda de Duero, indicando que la tradicional pareja de la Guardia Civil, dejó de patrullar las calles arandinas en año 1978, cuando se instala en esta ciudad una Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía. Asume entonces este organismo policial los servicios de vigilancia y mantenimiento de la seguridad ciudadana en el municipio de Aranda, relevando de ese cometido a la Guardia Civil, que los sigue prestando desde los cuarteles arandinos, a todos los pueblos y en todas las carreteras de la comarca ribereña, revalidando cada año la distinción de Benemérita. Un galardón otorgado el 4 de octubre de 1929 al Instituto Armado, con la imposición a título colectivo de la Cruz de la Beneficencia.


Este articulo fue publicado el 11 Junio 11Europe/Madrid 2019 a las 7:09 am y esta archivado en Cultura. Puedes suscribirte a los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu propia web.

3 Comentarios

  1. Junio 12, 2019 @ 10:38 am


    Excelente artículo y muy, muy interesante. Lectura fácil. Contenido bien estructurado e hilvanado. Me ha sorprendido mucho, desconocía esta información.

    Escrito por A. García
  2. Junio 12, 2019 @ 5:37 pm


    Adeliño, como siempre un artículo excelente

    Escrito por Carlos
  3. Junio 12, 2019 @ 10:02 pm


    Muy bueno. En tu línea.

    Escrito por Jesús Maria

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios de nuevos usuarios son revisados por el moderador antes de publicarse.