Por Antonio Adeliño Vélez | Julio 16, 2020 - 8:19 am - Publicado en Cultura

 Junta directiva con el Arzobispo de Burgos

Junta directiva con el Arzobispo de Burgos

Antonio Adeliño Vélez. En la primera entrega de la historia de la Asociación de Vecinos de Santa Catalina, se describía su nacimiento y las vicisitudes históricas de la época. En estas líneas continuamos la narración y al final de la misma, insertamos el litado de los Presidentes que han capitaneado la singladura de esta nave desde el año 1974 hasta nuestros días.

Reivindicando el Centro de Mayores

Reivindicando el Centro de Mayores

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (12 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Han pasado muchos años de aquella primera iniciativa que por falta de aulas de enseñanza en el barrio, movilizó a los Padres de Familia para conseguir la creación provisional de 160 plazas en las dependencias de la Parroquia. Y también de la construcción del parque infantil para que los niños no jugaran en la calle, entre las ruinas de la Tejera o de otros edificios abandonados. Por el camino se han ido solventando muchos problemas ocasionados por el crecimiento vertiginoso del barrio y por la falta de un plan de desarrollo urbanístico, que acarrearon problemas como la especulación de terrenos, la falta de equipamientos básicos, la mala pavimentación de las calles, la deficiencia o carencia de alumbrado público, etc. etc.

Todas estas acciones fueron encauzadas por la Asociación de Vecinos y contribuyeron a crear una conciencia de barrio con personalidad propia, hasta el punto de presentar una candidatura independiente a las primeras elecciones municipales convocadas el 3 de abril de 1979. La Unión Popular Arandina (UPA), se gestó en la Asociación de Vecinos de Santa Catalina y logró sacar dos concejales de los veintiuno en liza. La experiencia no se volvió a repetir, aunque sí que concurrieron algunos miembros de la Junta Directiva, en las listas de algunos partidos políticos y consiguieron algunas actas de concejal. No negaré que algo influyeron los concejales propios en la mejora del barrio, pero cuando se tiene que resolver los múltiples problemas de la ciudad, se olvidan o se achican los del barrio propio; por lo que los desvelos de las Juntas Directivas por mejorar el barrio, en vez de cesar, aumentaron.

Parque Príncipe de Asturias | El Parque de las ruedas construido por los vecinos

Parque Príncipe de Asturias | El Parque de las ruedas construido por los vecinos

Los primeros años de la Asociación de Vecinos estuvieron marcados por un fuerte carácter reivindicativo, pero una vez conseguidos los objetivos más urgentes de mejora general del barrio, se incidió en la gestión del tiempo libre y en la promoción de actividades de ocio, culturales y deportivas. Así, y a modo de ejemplo señalamos, que se organizaron diez certámenes de poesía para toda la ciudad; se creó una biblioteca para socios y vecinos; se programaron diversos concursos anuales de dibujo, redacción y pintura; se ofrecieron en la iglesia de Santa Catalina y para todo el barrio, varios conciertos de la banda municipal de música; se hicieron numerosas excursiones turísticas; se organizaron visitas a fábricas, museos y edificios públicos de la ciudad; se fomentó el deporte infantil y juvenil con campeonatos de fútbol, frontenis y cros; Se fundó el Club Deportivo de Kárate “Santa Catalina” para impartir clases infantiles y juveniles de este deporte en el Polideportivo Príncipe de Asturias; se promocionó el deporte autóctono organizando campeonatos de bolos, tuta y petanca; se impartieron clases de gimnasia de mantenimiento, pilates, bailes de salón, sevillanas y de jotas castellanas; se formó una Tuna de mayores aficionados al canto. Se promovieron cursos de guitarra, acordeón y otras actividades musicales; se organizaron talleres de aprendizaje de costura, retacería, confección de trajes de carnaval, cestería, tapizados y manualidades; y desde 1980 se programa una semana de fiestas en el barrio, con entretenimientos y diversiones para niños, jóvenes y mayores.

Alegoría del barrio por Fernando Arribas (Nano)

Alegoría del barrio por Fernando Arribas (Nano)

Llegados a este punto, debemos decir que la Asociación de Vecinos goza de relativa buena salud, aunque tuvo mejores momentos. El número más alto de asociados se alcanzó en el año 2002 con 861 socios de número (los que pagan la cuota), porque también se consideran socios beneficiarios a los consortes e hijos menores del socio principal. En el presente año 2020, se cuenta con 552 socios activos, por lo que se ha sufrido una merma considerable, debido al envejecimiento de los pioneros y a la prohibición de realizar desde 2016 actividades en el local de la Asociación con monitores que cobren las clases a los alumnos, debido a una supuesta competencia desleal con otros establecimientos privados. Las muchas actividades que se realizaban entonces, suponían una excelente promoción en la captación de nuevos socios pues era obligatorio ser socio para inscribirse en las actividades, y al suprimirse estas, se han resentido muchísimo las nuevas afiliaciones, y se producen pocas altas, mientras se multiplican las bajas. (La cuota anual de socio es de cinco euros).

Otro tema donde también ha decaído el interés del vecindario, es en la integración de socios en la Junta Directiva para colaborar en el desarrollo de las distintas tareas de la Asociación. Actualmente se cuenta con ocho miembros. El trabajo que aquí se realiza es altruista, y el único pago que se recibe es el de sentirse satisfecho por la labor realizada en bien del barrio y de sus vecinos. Pero el voluntariado también ha entrado en crisis, pues pocas personas quieren asumir responsabilidades sin remunerar, para luego tener que aguantar la dejadez de los de arriba y las incomprensiones de los de abajo. Aunque también hay quien aprecia y agradece el trabajo desinteresado de los miembros de la Junta Directiva. Aplaudamos a quienes siguen en el tajo y animemos a todos los socios a integrarse en este órgano directivo, de reivindicación de obras y servicios, y de ejecución del programa anual de actividades para bien del barrio y de los socios y vecinos.

Esperando para subir a la Ermita

Esperando para subir a la Ermita

Presidentes de la Asociación

Se enumeran aquí los distintos Presidentes de la Asociación, con expresión del nombre, fechas de presidencia y tiempo aproximado en el cargo sin detallar meses y días. El trabajo de la Junta Directiva es conjunto pero el Presidente es el representante legal de la Asociación de Vecinos, de ahí que figure como origen de cada presidencia, pues su elección determina el cambio de Junta, mientras que el cambio de un juntero, se considera incorporación a la Junta o relevo de cargos.

1º Francisco Benito Benito. 12 de abril de 1974 al 19 de abril de 1977 (3 años).
2º Carlos Larrañaga Arribas. 19 de abril de 1977 al 8 de noviembre de 1978 (año y ½).
3º Roberto Delgado Pastor. 8 de noviembre de 1978 al 25 de marzo de 1986 (7 años y ½).
4º José Carlos Fernández. 25 de marzo de 1986 al 2 de febrero de 1988 (2 años).
5º Pedro Vicario Manguan. 2 de febrero de 1988 al 3 de julio de 1991 (3 años y ½).
6º Juan Jesús Vicario Vicario. 3 de julio de 1991 al 3 de marzo de 1994 (3 años).
7º Pilar Barbero Barbadillo. 3 de marzo de 1994 al 6 de marzo de 1998 (4 años).
8º Pilar Juez Ortega. 6 de marzo de 1998 al 17 de abril de 2007 (9 años).
9º Angelina Gil Borge. 17 de abril de 2007 hasta la actualidad (13 años).


Este articulo fue publicado el 16 Julio 16Europe/Madrid 2020 a las 8:19 am y esta archivado en Cultura. Puedes suscribirte a los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu propia web.

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios de nuevos usuarios son revisados por el moderador antes de publicarse.