Por Antonio Adeliño Vélez | Julio 2, 2020 - 7:54 am - Publicado en Cultura

Iglesia Santa Catalina | En sus salones nació la Asociación de Vecinos

Iglesia Santa Catalina | En sus salones nació la Asociación de Vecinos

Antonio Adeliño Vélez. Según la fecha que tomemos como referencia de su fundación, la Asociación de Vecinos del barrio de Santa Catalina de Aranda de Duero (Burgos), cumplirá en breve cincuenta años. Esta circunstancia me ha animado a sumergirme en la documentación guardada en los archivos para elaborar una pequeña historia que dividiré en cinco entregas para que su lectura resulte más amena.

Estandarte de la Asociación

Estandarte de la Asociación

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (13 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

La Asociación de Vecinos de Santa Catalina, es una Entidad Jurídica sin ánimo de lucro que tiene como objetivo principal, promover obras y servicios para la mejora del barrio de Santa Catalina de Aranda de Duero y animar la vida social y cultural de sus socios y vecinos. Se rige por principios democráticos de pluralidad e igualdad y se ampara en la Ley 1/2002 Reguladora del Derecho de Asociación.

Esta Entidad, celebró el 25º aniversario de su fundación el año 1999, por lo que su nacimiento se fijó por la Junta Directiva de entonces, en el año 1974. Decimos esto porque la legalización como Entidad Jurídica de derecho, es posterior a esa fecha (1977) y su funcionamiento de hecho como Agrupación Vecinal es anterior (1971), como se explicará más adelante.

El germen de la Asociación lo encontramos en un grupo de padres de familia integrados en el organigrama de pastoral familiar de la Parroquia de Santa Catalina, que dirigía su párroco don Felipe Ontoso Molero (1926-2011). Este sacerdote supo aglutinar a los vecinos que habían pasado por la Juventud Obrera Cristiana (JOC) y la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), para alentar un movimiento asociativo que encauzara las legítimas demandas sociales de todos los vecinos del barrio.

Colegio Santa Catalina I. La falta de plazas escolares fue el germen de la Asociación

Colegio Santa Catalina I. La falta de plazas escolares fue el germen de la Asociación

La primera acción reivindicativa se remonta al curso 1971-72, con una marcha y concentración en las puertas del Ayuntamiento, y la posterior reunión de sus dirigentes con el Alcalde don José Eugenio Romera Pascual (1931-2017), para pedir la creación de un distrito escolar en el barrio, debido a la falta de plazas educativas para el alumnado de Santa Catalina. Cuando en el curso escolar 1982-83 se solucionó el problema con la inauguración del colegio Santa Catalina, el Ministerio de Educación agradecía la aportación generosa del solar por parte del Ayuntamiento y las insistentes gestiones de la Parroquia y de la Comunidad de Vecinos.

Otro logro significativo de aquella Asociación de Padres de Familia de Santa Catalina, fue la construcción de un parque infantil para el ocio y recreo de los niños del barrio, en el lugar que hoy conocemos como parque Príncipe de Asturias. Fue construido a prestación personal, con maquinaria prestada y materiales donados por diversas empresas arandinas. Al frente del proyecto se puso Francisco Benito Benito, presidente de facto de la Asociación, que consiguió en poco tiempo que el Ayuntamiento pusiera a su disposición 5.000 m2, que luego se ampliarían a 30.000 m2. El 18 de julio de 1973 se inauguró, para solaz y disfrute de la chiquillería del barrio, el parque infantil de Santa Catalina, con presencia del Alcalde, Sr. Romera, del Párroco don Felipe, y de su más fervoroso impulsor Francisco Benito.

Triptico del 25 Aniversario

Triptico del 25 Aniversario

En 1974 surgió en España un fuerte movimiento asociativo debido al impulso que dio el último gobierno del General Franco a las Asociaciones Políticas, distintas de las tradicionales del régimen. Fue entonces cuando la Asociación de Padres de la Parroquia se constituye en la Asociación Vecinal desligada de la pastoral parroquial, con el nombre de Asociación de Familias y Vecinos de Santa Catalina, asumiendo el papel de cohesionar a un vecindario de procedencia muy diversa, de encauzar las reivindicaciones vecinales para la mejora del barrio, y de animar la vida pública de socios y vecinos. Para lograr el objetivo, se confecciona una ficha de socio, se empieza a cobrar una cuota social y se fija como sede el salón parroquial de la nueva iglesia que se había estrenado en mayo de 1973, aunque oficialmente se inauguró el día 5 de mayo de 1974 por el Arzobispo de Burgos.

Para enmarcar el nacimiento de la Asociación de Vecinos en su contexto histórico, debemos reseñar que a partir de 1950 y sobre todo en las décadas de los años 60 y 70, Aranda de Duero crece exponencialmente y duplica su población. Atraídos por el desarrollismo industrial de la ciudad, se asientan en el barrio de Santa Catalina gentes diversas, inmigradas de los pueblos de la comarca y de las provincias limítrofes. Podemos afirmar que entonces nace un barrio nuevo, integrado por familias jóvenes con una bulliciosa y numerosa prole que se aglutinan, en torno al Colegio Virgen de las Viñas de propiedad municipal, inaugurado en 1960; a la Parroquia de Santa Catalina que se crea el 8 de octubre de 1966, y a la Asociación de Vecinos que se funda en 1974, pero que de hecho venía funcionando desde 1971.

Don Felipe Ontoso Molero

Don Felipe Ontoso Molero

Decíamos anteriormente que la regularización de la Asociación de Vecinos se llevó a cabo en el año 1977. Pues bien, según acta de 8 de febrero de 1977, se reúne en los salones parroquiales, la Asociación de Familias y Vecinos de Santa Catalina, en Junta General extraordinaria, presidida por el Sr. Benito (Francisco Benito), que presenta a doña Alicia Ojeda, Delegada de Asociaciones de la Provincia de Burgos para que les informe del procedimiento para la constitución de las Asociaciones de Vecinos conforme a la legalidad vigente (Ley 191/1964 de Asociaciones), y de las ventajas y capacidades que el hecho supone, para acceder a las ayudas que pueden recibirse de las Administraciones Públicas. El 19 de abril, se conforma una nueva Junta Directiva que inicia los trámites para redactar los Estatutos y legalizar la Asociación de Vecinos. Y el 27 de junio se aprueban los Estatutos en Asamblea General extraordinaria, que fueron remitidos al Gobierno Civil de Burgos para el visado correspondiente y la inscripción preceptiva en el Registro Provincial de Asociaciones. Dicho trámite se llevó a cabo el 5 de enero de 1978 después de aportarse algunos documentos que faltaban en el expediente, quedando inscrita en el Registro Provincial de Asociaciones con el número 217.

La progresiva asunción de competencias por parte de las Comunidades Autónomas, determina que el 10 de noviembre de 2006, en Asamblea General extraordinaria, se apruebe la modificación de los Estatutos de la Asociación, para adaptarlos la Ley 1/2002 de 22 de marzo reguladora del derecho de asociación, según se determina en la Resolución de 20 de julio de 2004 de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Burgos. Los nuevos Estatutos, fueron visados e incorporados al Registro de Asociaciones, el 14 de agosto de 2007 con el número de protocolo 217, sección 1ª. (Se mantiene el mismo número de protocolo que tenían los primeros Estatutos). Y en la Asamblea General de 14 de marzo de 2020, se aprobó la última reforma del Reglamento de Régimen Interno, donde se recogen las normas internas de funcionamiento de la Asociación de Vecinos.


Este articulo fue publicado el 2 Julio 02Europe/Madrid 2020 a las 7:54 am y esta archivado en Cultura. Puedes suscribirte a los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu propia web.

3 Comentarios

  1. Julio 2, 2020 @ 9:03 am


    No está mal la primera parte. Es interesante porque se ve que hace 50 años las Asociaciones no se fundaban para “pillar” subvenciones, sino para mejorar la situación estructural de las personas. ¡Como hemos cambiado!. Y creo que en este tema, no ha sido para bien.

    Escrito por Fermín
  2. Julio 2, 2020 @ 9:53 am


    Que alegría ver que existen personas que se preocupan por que la historia de nuestro pueblo se conozca. Excelente artículo. Muy bien narrado y documentado.

    Escrito por Araceli Moreno
  3. Julio 16, 2020 @ 8:19 am


    [...] Santa Catalina de Aranda de…• Un Español en Alemania: ser inmigrante no es una …• Asociación de Vecinos Santa Catalina de Aranda de…• La Semana sin Fronteras de Cruz Roja se pospone ha…• Un Español en Alemania: “No [...]

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios de nuevos usuarios son revisados por el moderador antes de publicarse.