Desde esta pagina podes Compartir y guardar Comunicado Nº 65 de la Plataforma Ciudadana por la Plaza de Toros de Aranda de Duero en tu Marcador Social Preferido, o enviarlo por E-mail a tus Contactos.

Marcadores Sociales

E-mail

Enviar por Correo
Agosto 30, 2011

Comunicado Nº 65 de la Plataforma Ciudadana por la Plaza de Toros de Aranda de Duero

Escrito en: Opinión

Fotografía: Javier Marqués

Fotografía: Javier Marqués

PPzTAr. A continuación transcribimos de forma íntegra y literal el Comunicado Nº65, remitido ayer a los medios por la Plazataforma Ciudadana por la Plaza de toros de Aranda de Duero.

Fotografía: J. Marqués

Fotografía: J. Marqués

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (7 votos, media: 4.43 de 5)
Loading ... Loading ...

¿VA A HABER TOROS ESTE AÑO?

Atrapados en esta incertidumbre, un año más, muchos ciudadanos nos trasladan la pregunta del mes.

Nunca ha sido propósito de esta Plataforma decidir sobre la celebración de la Feria Taurina, lo cual, para nosotros, no es sino uno de los muchos problemas derivados de la nefasta “Operación Plaza de Toros”, que perjudica a nuestro municipio a lo largo de todo el año.

Recordemos: Desde 1948 hasta 2002 no tuvimos en Aranda este problema. Gracias a la generosidad de muchos vecinos, teníamos la Plaza de Toros de propiedad municipal. El Ayuntamiento se limitaba a contratar la explotación de la Feria con empresarios acreditados, ingresando un dinero por ello, y disponía de un recinto público donde se desarrollaron múltiples eventos y actividades “si el tiempo no lo impedía”.

En 2002 algunos, tan iluminados como pringados, de nuestro Ayuntamiento, decidieron que la plaza de toros, -de todos, no de ellos-, era inservible por tres razones fundamentales: porque estaba en ruina, porque el ruedo era pequeño, y porque estaba infrautilizada al servir solamente para cuatro días de toros al año.

TRES FALSEDADES DEMOSTRADAS: la ruina la tuvieron que provocar a propósito, el ruedo era más grande que el actual, y ahora no tenemos ni asegurados cuatro días de toros al año, nada digamos de festivales, conciertos, escuela taurina, etc.

Mediante un concurso amañado y un derribo fraudulento, regalaron, -”a coste cero” ¡decían!, pero para el beneficiado por el expolio-, nuestra plaza de toros a un espabilado constructor que, con argumentos que la Justicia, definitivamente, deberá investigar, trincó por las partes pudendas a la practica totalidad de nuestros munícipes y quienes les han sucedido.

Como escribió Quevedo, “nadie ofrece tanto como el que nada pretende cumplir“, llegada la fecha de terminación contratada, el 31 de Agosto de 2006, nada de lo prometido se cumplió, ni siquiera se respetaron los mínimos requisitos legales para autorizar la nueva plaza de toros.

En lugar de actuar rápidamente en defensa de los derechos y patrimonio del pueblo, nuestro Ayuntamiento, ha permitido que, verano tras verano, excepto el pasado, el avispado constructor alimente la actual incertidumbre, consiguiendo a última hora chantajear al pueblo y al Ayuntamiento, con el señuelo de la feria taurina de Septiembre, lo cual supone, sobre todo, un pingüe negocio para él.

El resto del año, mientras el problema se encona, el empresario se ríe de Aranda y el Ayuntamiento se lo consiente.

Ahora tenemos nueva Corporación formada por varios concejales que, en las elecciones, asumieron pública y privadamente los postulados de esta plataforma; y presidida por una Alcaldesa que, en 2002 y 2003, se opuso a la operación e incluso recurrió contra su aprobación.

Sin embargo, parece que está dedicando sus energías a buscar la solución que quiere Victoriano del Río y no la que indican los técnicos municipales, la que la razón aconseja, la ley impone y la que tenían que haber aplicado ya en 2006, como si de su propio patrimonio se tratase: recuperación de la propiedad pública y derribo de lo indebidamente construido, con reclamación de daños y perjuicios. De haberse actuado así, hoy ya tendríamos una nueva plaza de toros en las debidas condiciones.

Con la burda excusa del supuesto interés general y prioritario que, siempre a partir de Julio, se atribuye a la feria taurina de septiembre, un Ayuntamiento desgobernado, servil, genuflexo y dócil ante los intereses particulares, parece que consumará el desafuero de autorizar la celebración de la feria en una plaza sin terminar y suspendida de licencias.

Con ello, el usurpador de nuestra feria habrá doblado, nuevamente, el brazo de la autoridad municipal, quebrando la positiva senda iniciada el año pasado, en que, por primera y única vez en cinco años, se priorizó el respeto a la ley y a los intereses generales sobre los intereses crematísticos del pícaro. Si así sucediere, la Justicia penal tendrá la palabra.

Convencidos como estamos de que la mayor parte de nuestra ciudadanía no se sustenta de “pan y circo”, como algunos lamentables munícipes entienden; seguros de que Aranda sabe celebrar las fiestas de la Villa en honor de la Virgen de las Viñas, sin confundirlas con los festejos del “rico de Guadalix”, consideramos un insulto a todo un pueblo pensar que está dispuesto a renunciar a su dignidad por cuatro putas corridas de toros.

No es de extrañar pues, que el imaginario popular cante coplillas como esta: Aranda ya no es Aranda/ Aranda ya no es quien era/ pues ahora dependemos/ de Oquillas y Caleruega.



Volver a: Comunicado Nº 65 de la Plataforma Ciudadana por la Plaza de Toros de Aranda de Duero