Por Antonio Adeliño Vélez | Julio 24, 2017 - 8:07 am - Publicado en Cultura

Santuario de San Pedro Regalado en La Aguilera

Santuario de San Pedro Regalado en La Aguilera

Antonio Adeliño Vélez. Si el viajero o peregrino, ha visitado últimamente el Santuario de San Pedro Regalado en La Aguilera, le habrá sorprendido el gran cartel que anuncia el Año Santo Lebaniego con el lema: “Nuestra gloria Señor, es tu Cruz”. Nuestro santo franciscano se hermana así, con el santo obispo Toribio de Astorga que reposa en el monasterio franciscano de Liébana.

Hay cinco lugares en el mundo, a los que la Iglesia Católica ha concedido el privilegio de poderse ganar el jubileo, si se peregrina a ellos: Jerusalén, Roma, Santiago de Compostela, Caravaca de la Cruz (Murcia) y Santo Toribio de Liébana (Cantabria). Los tres primeros tienen resonancia mundial, el cuarto no tanto y el último casi no figura en el mapa; pero su relevancia le viene dada por albergar el trozo más grande conocido de la Cruz de Cristo: El Lingnum Crucis.

Cartel Año Santo Lebaniego

Cartel Año Santo Lebaniego

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (8 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Santo Toribio de Liébana es un monasterio franciscano edificado en las faldas de los Picos de Europa, pertenece al municipio de Camaleño y se encuentra muy cerca de Potes, capital de la comarca de Liébana en Cantabria. En el convento reposa desde el siglo VIII, el santo obispo peregrino que trajo de Jerusalén la reliquia del Lignum Crucis. El traslado a este lugar, desde su sede de Astorga se debió a la invasión islámica.

La tradición de peregrinar a Liébana para venerar las reliquias de Santo Toribio y adorar el Lignum Crucis se remonta al siglo VIII, aunque será en 1512 cuando el Papa Julio II, conceda el carácter jubilar a este lugar de peregrinación, y quienes atraviesen la Puerta del Perdón en el año en que la fiesta de Santo Toribio se celebre en domingo, alcanzarán el perdón total de sus pecados si cumplen las condiciones requeridas: Confesión sacramental; comunión; rezar por las intenciones del Papa, y hacer una obra de misericordia. Los Papas, León X en 1515 y Pablo VI en 1967, confirmarán con sendas bulas el carácter jubilar de los años santos lebaniegos.

Como curiosidad histórica, indicamos que en esta ocasión el año jubilar empezaba una semana más tarde. El día 16 de abril, era Domingo de Resurrección y cuando se da esta circunstancia porque la Pascua no tiene fecha fija; la apertura de la Puerta del Perdón se retrasa al domingo siguiente. Fue el 23 de abril cuando el repicar de campanas anunciaba el comienzo del Año Santo. El estandarte de la Cofradía de la Santísima Cruz avanzaba lentamente por el claustro para atravesar el umbral de una puerta con quince siglos de historia. Detrás una multitud de peregrinos se introducía en el recinto sagrado para besar la Cruz del Redentor.

Así pues, hasta el 23 de abril de 2018 podemos peregrinar hasta Santo Toribio de Liébana para ganar la indulgencia plenaria o para disfrutar de un paisaje y paisanaje incomparables.


Este articulo fue publicado el 24 Julio 24Europe/Madrid 2017 a las 8:07 am y esta archivado en Cultura. Puedes suscribirte a los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu propia web.

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios de nuevos usuarios son revisados por el moderador antes de publicarse.