Por Webmaster | Septiembre 27, 2009 - 11:02 am - Publicado en Cultura

9. Nuestros Antepasados empiezan su Historia.

Antonio Reis. A finales de la tercera centuria a.c. dos ciudades se disputan la hegemonía del mundo conocido: Cartago y Roma, que representan, además, las dos grandes culturas eternamente en lucha. Cartago es la heredera y depositaria del orientalismo, mientras Roma asumirá la defensa y difusión del clasicismo griego, el occidentalismo. Ninguna de las dos hubiera podido imponerse con sólo sus recursos humanos, por eso, desde el principio de la guerra, recurren a la contratación de ejércitos mercenarios. Una de las regiones preferidas para leva es la Celtiberia, cuyos jinetes causan asombro por su destreza y disciplina. Así entramos en la historia.

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (11 votos, media: 4.64 de 5)
Loading ... Loading ...

A partir del 218 y hasta el final de la conquista romana de la península, nuestros hombres y nuestras tierras aparecerán documentados años tras año. No entra en mis planes aburrir al lector con datos innecesarios; pero cuando se ha llegado a decir que nuestra comarca no entró en la historia hasta la reconquista, conviene desmentirlo. Veamos algunos datos, sólo referentes a los sesenta años anteriores a las guerras celtibéricas:

218: los celtíberos figuran el ejercito de Aníbal, en Italia.
213: Los celtíberos abandonan el ejercito cartaginés, en protesta por no cobrar los sueldos estipulados.
212: Roma contrata por primera vez tropas en la Celtiberia.
211: Los celtíberos abandonan el ejercito de los Escipiones, pagados por Cartago, pero se mantienen neutrales, para evitar ser tildados de traidores.
209: Un príncipe celtíbero, al frente de 1500 jinetes, combate a las órdenes de Escipión.
208: Asdrúbal en persona hace levas en Celtiberia.
207: Un gran ejército celtíbero se encuentra a las órdenes de cartaginés Hannón. El mismo año Magón recorre la Celtiberia reclutando tropas.

206: Los celtíberos luchan al lado de Magón. El mismo Asdrúbal atraviesa los Pirineos con un ejército de celtíberos.
195: Roma ofrece a los diez mil soldados celtíberos que defienden a los turdetanos doble sueldo por pasarse a su bando.
188-187: Los celtíberos devastan los campos de los aliados de Roma, demandando al invasor más tierras de cultivo.
186: En unión de los lusitanos repiten la misma acción.
182: Los celtíberos consiguen las tierras de cultivo que reclaman.
181: Muchos celtíberos, no poseedores de tierra, se entregan a los romanos.
181-180: Flaco manda talar los campos de la Celtiberia. Parece una provocación estudiada, porque nuestros antepasados consideraban sagrados los bosques.
180: Los celtíberos se comprometen, a cambio de un tratado de paz, a pagar tributo anual a roma, a prestar servicio militar y a no edificar nuevas ciudades ni amurallar las que no tengan ya murallas. A cambio el firmante extranjero, Graco, autoriza la acuñación de monedas. Ciento cinco plazas celtíberas aceptan el acuerdo.
179: El mismo Sempronio Graco, en un intento de obligar a firmar la paz al resto de la región, asola 300 vici (aldeas) y Castella (castillos), consiguiendo la sumisión de 130 ciudades más. El mismo año veinte mil celtíberos ponen sitio a Caravis, aliada de Roma. En estas fechas Roma ya había decidido conquistar la Celtiberia, pero tardaría casi un siglo en someterla totalmente.

Los datos (todos de historiadores romanos) demuestran lo que ya habíamos visto antes: la superpoblación de la zona, la organización coherente del territorio, el prestigio de los jinetes y los caballos, etc.

Antonio Reis.


Este articulo fue publicado el 27 Septiembre 27Europe/Madrid 2009 a las 11:02 am y esta archivado en Cultura. Puedes suscribirte a los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu propia web.

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios de nuevos usuarios son revisados por el moderador antes de publicarse.