Por Redacción | Junio 23, 2021 - 7:51 am - Publicado en Es Noticia, Opinión

Javier Marqués. Fue un 26 de marzo de 2019. El voto de 348 diputados del Parlamento Europeo, daba luz verde al mayor tijeretazo en nuestros Derechos como Internautas desde que se cargaron al pobre Napster. Como un buen Ribera, aquella nefasta Directiva 2019/790, maduró en barrica hasta que, en éstos días, ha visto la luz, llevándose por delante gran parte de nuestros Derechos, de nuestra Cultura y de nuestro Patrimonio Digital.

Ésta es Izar, mi perra, y es lo único que se me ha ocurrido poner para no saltarme el Copyright

Ésta es Izar, mi perra (no tiene Derechos de Autor... ni cordura), y es lo único que se me ha ocurrido poner para no saltarme algún Copyright

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (13 votos, media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Efectivamente; desde el 7 de junio del 2021, los Estados Miembros deben “transponer” (…. vamos, que nos la “calzan” porque así lo manda Europa) una normativa que limita lo que podemos publicar, ver y compartir en Internet. Y lo peor de todo es que no son aquellos 348 iluminados quienes lo deciden, sino unas “Inteligencias Artificiales” de las que sólo sabemos una cosa: que tarde ó temprano a todos los que publicamos contenidos ó promovemos Cultura… nos van a dar “pal pelo”.

De hecho ya hay numerosas páginas que han dejado de dar servicio ó suministrar contenidos si te conectas desde Europa. Y éste es sólo el primer paso.

Habrá quien piense que todo esto que afirmo es fruto del vermú mañanero, pero no; lamentablemente surge del concepto de “Transformación Digital” que tienen algunos de nuestros políticos. “Directiva Europea del Copyright“, lo llaman….

Al Ministerio de Cultura de España (…muy elocuente el hecho de que no fuera el de Tecnología), la situación le planteó unas más que lógicas dudas por lo que en noviembre de 2019 (tardaron sus 8 meses, casi como un parto, pero finalmente reaccionaron) decidieron abrir una “Consulta Pública” para ver cómo lidiaban con semejante morlaco. Jamás supimos quienes participaron en el plebiscito, ni qué surgió de tal iniciativa. Tan sólo que la temida transposición de la Directiva, a día de hoy, no se ha producido en España… y que si ésas orwellianas inteligencias artificiales no lo impiden, aún tenemos tiempo, en éstas tierras, para poner en éste desaguisado… algo de sentido común.

¿Y a mí cómo me afecta?

Pongamos un ejemplo; salvo que seas Superman ó un Dron con motorcillos, sólo hay un par de planos que permiten fotografiar a nuestra Iglesia de Santa María en todo su esplendor (yo recomiendo apoyarse en el canalón que está al lado de la óptica). Si llevas ésa estampa tan currada a tu blog, web ó similar… y resulta que alguien ha registrado una foto parecida bajo Copyright, los temibles robocitos inquisitoriales convertirán tu flamante página en un “Error 404″ en cuestión de minutos. Y espérate no te venga luego la correspondiente leche económica (con perdón…), que eso no nos lo dejan claro, pero lo damos por hecho.

La idea es “proteger contenido” (como si por mucho admirar fotos de Santa María, desgastaras su portada de piedra), así que se acabó eso de colgar en tu blog ése atardecer en el páramo de tu pueblo que has “tomado prestada” de una conocida web de viajes. Ó de compartir la típica estampa familiar, con tu cuñado, la nevera portátil de fondo, y su - ya raído - logo de Coca Cola. Ya sabes lo que espera, ¿verdad?: ¡Zasca!.

Para los que generamos contenido ésta novedosa fechoría parece darnos alas: ¡por fin se respeta nuestra obra!. Respetarse sí pero… que no vas a ver un duro también te lo puedo asegurar. Ni un duro, ni reconocimiento ni - lo que es más lacerante - la difusión que pretendías obtener. Vamos; toda una zancadilla a la divulgación de nuestra Cultura, de nuestro Patrimonio, ¡de nuestra Historia!…. y un bofetón catedralicio a la tan cacareada “Transformación Digital” (esto parece más bien el regreso a la pintura rupestre, pero libre de Derechos: ¡ojo con garabatear bisontes altamiranos!).

Tan sólo se libran dos sectores muy importantes: las grandes multinacionales (con más abogados que clips para los folios) y nuestro columnista gráfico: Pedro Félix, ya que SÍ está permitido “caricaturizar” a terceros sin pagar “royalties”. Bueno… al menos de momento, pero denles tiempo.

Por todo ello, en ésta web, decidimos adoptar la fórmula del Copyleft; esto es… “coge de aquí lo que quieras y a cambio sólo ten la deferencia de citar la fuente y el enlace“. Pero claro; si ésos autómatas censores no se dan a razones, lo mejor que puedes hacer es acabar de leer cuanto antes éste artículo, no sea que en un par de minutos se lo cepillen sin preguntar.


Este articulo fue publicado el 23 Junio 23Europe/Madrid 2021 a las 7:51 am y esta archivado en Es Noticia, Opinión. Puedes suscribirte a los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu propia web.

Escribe un comentario

Nota: Los comentarios de nuevos usuarios son revisados por el moderador antes de publicarse.